El Tarot Cómo Material didáctico en

  • Desarrollo Personal

  • Consejería Psicológica 

El Tarot es una herramienta para despertar nuestras facultades intuitivas y ponernos en contacto con nuestro mundo interior. Es un sistema metafórico que nos lleva sobre el camino del héroe mítico, un camino de aventura y autodescubrimiento. Utilizando los símbolos arquetípicos de las cartas del Tarot y su relación con los asuntos diarios de la vida, podemos explorar nuestras mitologías personales y ver más claramente la realidad de nuestra existencia.



En esencia, el Tarot es un medio para la meditación, reflexión, contemplación, análisis de problemas, clarificación de decisiones, estimulación de la intuición, autoentendimiento y crecimiento espiritual. Las cartas del Tarot nos permiten explorar una dimensión del universo que de otra manera puede ser inaccesible. Siempre ofrecen una visión alternativa y una nueva perspectiva concerniente a los problemas de la vida.


La baraja del Tarot consta de setenta y ocho cartas similares a las cartas de juego modernas. El Tarot contiene tres tipos de cartas: los veintidós Triunfos, las cuarenta Señales y las dieciséis cartas Reales. Hay veintidós Arcanos Mayores (Secretos Mayores) o Triunfos y cincuenta y seis Arcanos Menores (Secretos Menores) compuestos por dieciséis cartas Reales o Personales, y por cuarenta cartas Señales


Los veintidós Triunfos de Arcanos Mayores representan, en imágenes alegóricas, el recorrido del viaje de un loco hacia el entendimiento. Los Arcanos Mayores indican situaciones y estados internos de significado profundo, personal, espiritual y arquetípico.

​Las cuarenta cartas Señales incluyen cuatro palos de diez cartas cada uno (Bastos, Pentáculos, Espadas y Copas). En el simbolismo del Tarot las cartas Señales representan situaciones típicas y estados emocionales, todas las cosas de la vida diaria; nuestros sucesos y luchas, nuestra actitud, creencia y comportamiento en general.


Las dieciséis cartas Reales o Personales consisten de Reyes, Reinas, Caballeros y Pajes de cada uno de los cuatro palos. Representan nuestras relaciones; a menudo indican personas reales en nuestra vida. Adicionalmente significan aspectos de nosotros mismos: nuestros rasgos, talentos y fallas, y cómo nos relacionamos con los demás. Reyes y Reinas representan personas con autoridad, nuestros padres, ancianos, etc. Los Caballeros indican actividad, valor, energía y el deseo de estar en acción. Los pajes sugieren niños y personas jóvenes, a menudo noticias e información.

LOGO TAROT.jpg

El arte de la "lectura" del tarot existen dos enfoques principales

 

  • El enfoque PREDICTIVO o adivinatorio (pretende conocer el pasado y/o futuro del consultante)

  • El enfoque INTERPRETATIVO o de auto-conocimiento: (busca la transformación y desarrollo del ser humano)

 

El Tarot Interpretativo tiene como objetivos sintonizar al individuo con su esencia e identificar y ayudar a resolver bloqueos, miedos y otros patrones de conducta que dificultan su realización integral.

El Tarot es una “guía del presente” y realiza hacia el futuro una proyección desde lo que hay “ahora”, si las circunstancias del presente cambian, el futuro cambia, por lo tanto es en el aquí y el ahora donde es necesario trabajar el deseo de cambio. Así como el pasado está en nosotros, en el recuerdo y en la experiencia de lo vivido, el futuro también está aquí, como posibilidad, por lo que, cualquier transformación que realicemos en nosotros, genera un determinado futuro entre muchos posibles.

 

En una "Lectura Interpretativa" (online o presencial) debe ser el consultante el que baraje y elija las cartas. Debe ser el inconsciente personal del consultante, el que elija libre y espontáneamente (intuitivamente) los arquetipos y símbolos, a través de los cuales nos quiere proporcionar información valiosa y necesaria, sobre un asunto específico, o sobre una determinada área de nuestra vida.

El arte de la "lectura" del tarot existen dos enfoques principales

 

  • El enfoque PREDICTIVO o adivinatorio (pretende conocer el pasado y/o futuro del consultante)

  • El enfoque INTERPRETATIVO o de auto-conocimiento: (busca la transformación y desarrollo del ser humano)

 

El Tarot Interpretativo tiene como objetivos sintonizar al individuo con su esencia e identificar y ayudar a resolver bloqueos, miedos y otros patrones de conducta que dificultan su realización integral.

El Tarot es una “guía del presente” y realiza hacia el futuro una proyección desde lo que hay “ahora”, si las circunstancias del presente cambian, el futuro cambia, por lo tanto es en el aquí y el ahora donde es necesario trabajar el deseo de cambio. Así como el pasado está en nosotros, en el recuerdo y en la experiencia de lo vivido, el futuro también está aquí, como posibilidad, por lo que, cualquier transformación que realicemos en nosotros, genera un determinado futuro entre muchos posibles.

 

En una "Lectura Interpretativa" (online o presencial) debe ser el consultante el que baraje y elija las cartas. Debe ser el inconsciente personal del consultante, el que elija libre y espontáneamente (intuitivamente) los arquetipos y símbolos, a través de los cuales nos quiere proporcionar información valiosa y necesaria, sobre un asunto específico, o sobre una determinada área de nuestra vida.

Los símbolos presentes en las cartas que salen en una tirada de tarot, proyectan holísticamente el estado físico, emocional e intelectual del consultante; interpretando racionalmente estos símbolos y aceptando su mensaje, se pueden observar las causas reales y develar los caminos a tomar como posibles soluciones.

El Tarot Interpretativo es un método de análisis visual y simbóloca de la experiencia del consultante, y nos proporciona una orientación personal enfocada en el presente.
El MAGO: Es sinónimo del viejo sabio, que se remonta en línea directa a la figura del hechicero de la sociedad primitiva. Es, como el Ánima, un demonio inmortal, que ilumina con la luz del sentido las caóticas oscuridades de la vida pura y simple. Es el iluminador, el preceptor y maestro, un psicopompo (conductor de almas), a cuya personificación no pudo escapar ni siquiera el «destructor de las tablas», Nietzsche, puesto que declaró portador y proclamador de su propia iluminación y éxtasis «dionisíacos» a su encarnación en Zaratustra, ese espíritu superior de una era casi homérica.
Carl Gustav Jung. Obra completa. Volumen 9/I. Los arquetipos y lo inconsciente colectivo.
el-mago.jpg
Cuando la interpretación de la lectura del tarot se propone como objetivo traspasar lo meramente predictivo para analizar y explicar los efectos a través de sus causas, obviando centrar la atención en los problemas típicos de las consultas (amoríos, dinero, envidias); y en cambio le ofrece al consultante la posibilidad de poder verse a sí mismo, tal como es, para que pueda conocerse, aceptarse y comience a dirigir su vida en forma eficaz y armónica; es allí que esta maravillosa herramienta se transforma en Tarot Interpretativo y adquiere un valor grandioso en cuanto a la ayuda real y concreta que se puede brindar al consultante.

El tarot se describe a si mismo sobre la base de los arquetipos o imágenes primordiales arraigadas al inconciente colectivo de la humanidad, de donde los heredamos por formar parte de la naturaleza humana, y desde donde los hacemos propios en el inconciente personal de cada uno de nosotros, a través de la cultura, las costumbres, la religión, la mitología, etc.

La identificación o rechazo de estas imágenes primordiales, nos describe las causas más profundas e internas, abriendo una puerta de acceso al psiquismo del consultante, otorgándole un medio genuino para explorarse en todas las áreas de su vida de manera reflexiva.


Este tarot te invita a creer en ti mismo(a) te inspira a querer con tantas ganas e intensidad hasta que los deseos se conviertan en conquistas; te demuestra que la magia verdadera tiene que ver con la vida, especialmente con el amor conciente y consistente de aquello que anhelas.

 
Un enfoque

INTERPRETATIVO

01-06-2013-06.jpg
15-06-2013-06.jpg
01-02-2014-08.jpg
11-01-2014-08.jpg
133753912_729559391014017_64587571306051

 Genaro Ramos Alvear  

Imagen3.jpg
"El Tarot... es intuición pero estructurada al máximo".   
Marianne Costa.

El Tarot es un mandala universal. Una estructura de símbolos que representa todas las etapas de la vida del ser humano.

Un modelo sistémico en el que todas las partes se corresponden mutuamente para escenificar todas las posibilidades de la experiencia.
Un modelo utilizable en terapia y coaching, para consulta personal, grupal o apoyo a terceros.
Un conjunto de símbolos que encierran una filosofía profunda y que nos transmite el
sentido de la vida y su trascendencia.  Jorge Santoyo.

MANDALA

un modelo sistémico
Imagen4.jpg
"Conocer a otros es conocimiento,
conocerse a sí mismo es Sabiduría".
Lao Tsé
El Tarot y sus símbolos

Las imágenes del tarot y sus símbolos establecen un puente entre la mente consciente e inconsciente. De allí que observando las imágenes, e identificando lo que nos inspiran, podemos captar patrones de conducta que antes no veíamos o no reconocíamos.

Según Jung, el símbolo no oculta, sino enseña. Así que una palabra (o una imagen) es simbólica cuando significa algo más que su significado inmediato y obvio, tiene pues un aspecto inconsciente que nunca está definido con precisión o completamente explicado...

TODO ES CAMBIO

LA VIDA

…”Todo lo que existe está en un proceso de eterna transformación. Todo lo que existe en la naturaleza, toda la creación, está cambiando. La creación acontece en el momento. No tiene ni principio ni final; está en marcha. La energía se transforma siempre porque está viva.

…Pero en la realidad virtual de nuestra mente intentamos impedir que las cosas cambien.

…Nos resistimos a la transformación de la vida. Y este apego, esta resistencia, es la causa del dolor emocional.

Resistiéndonos a la transformación de la vida, los seres humanos creamos la ilusión de la muerte, sufrimos por cada “pérdida” una y otra vez…”

…”El desapego no significa que dejemos de amar a alguien o algo; sólo significa que aceptamos que no podemos hacer nada para detener la transformación de la vida. El desapego es muy poderoso porque cuando aprendemos a desapegarnos, respetamos las fuerzas de la naturaleza, lo cual significa que también respetamos los cambios en nuestra propia vida”…

Fuente: “Cuaderno de trabajo de los Cuatro acuerdos” de Dr. Miguel Ruiz y Janet Mills. Ediciones Urano